Onírico

Photo by Rahul on Pexels.com

Estamos condenados.

Condenados al ”No”.

A la caída libre y al viento en la cara.

En dimensiones distintas pero la misma realidad.

Sé que estoy despierto aunque mis recuerdos son oníricos.

Frágil.

La fragilidad que hay en la solidez.

La solidez de la soledad.

Del “hoy no y mañana ya se verá”.

Te miro pero no te veo porque tú ahí ya no estás.

Se me fue de las manos este paseo del que partí pensando que tu eras mi Roma al ver que todos los caminos me llevaban a ti.

No necesito pies porque mi mente ya está en el siguiente escenario.

Simplifiqué mi vida en código binario.

Muchos unos para los que están y muchos ceros para los que nunca estuvieron.

Pienso que con tus luces y mis sombras nos va coger miedo la penumbra.

Que ya no le temo a la rutina.

Quiero un eclipse cada día en nuestra habitación y que tu piel sean mis gafas de visión nocturna.

Sé que es imposible hacer catedrales en zonas cero en las que hubo tantas ruinas.

Sé que hoy pesa la carga de querer una mente vacía.

De estar cerrado.

De estar en obras por dentro como la ”Sagrada Familia”.

Se acerca el final de lo que no termina y sube la intensidad de cada terremoto, te estoy dando mi mejor lugar así que siéntate, piénsalo y respira hondo.

A la vuelta de la esquina

Instagram: Cristianjd007

Tiranía

Photo by Chuck Johnson on Pexels.com

Todo está en completa destrucción.

Fue un placer destruirme contigo.

Octubre llegó para tirar del hilo.

Hasta que rompieron en mil las costuras que aguantaban nuestro cielo.

Hasta que dejamos de mirar a las estrellas como al genio de la lámpara.

Abdicó la tiranía de tu sonrisa.


Esperando al séptimo día para descansarte.

Esperando la hora de la verdad para ver las mentiras.


Preferimos dejar a las palabras calladas.

El alma en lenguaje de signos.

Sabiendo que callarse es matarse por dentro.

Callarse es la victoria del Silencio.

Y desde entonces siempre gana.

No sé ya si hicimos el desamor o se deshizo este Amor.

No sé que síndrome será, pero si vuelves te dejo que secuestres para siempre a este corazón, te escribo desde Estocolmo.


Estuve tranquilo hasta que se terminó el ruido de fondo.


Sé tan pocas cosas que solo sé lo que no quiero saber.

De las pocas certezas que tengo es que la libertad es la cárcel de no saber a donde ir.

Siendo todos presos de algo, poder mirar al mismo cielo que miras tú es de las pocas cosas que me hacen llamar vida lo que otros llaman sinvivir.


A la vuelta de la esquina

Instagram: Cristianjd007

21

Photo by spemone on Pexels.com


Otro año mas.

Seré breve.

Parecen haber pasado mil pero solo han sido tres.

Quizás la intensidad le ha dado otra dimensión.

Sigo ahí.

Y tú sigues en esa canción.

Siendo siempre la mejor.

Siempre con un “gracias” para ti.

Que la Felicidad inunde la vida de los que dan luz y aún sin (querer) saberlo son faro.

Y yo no vi nunca tanta luz hasta que un día de aquel maravilloso verano vi a quién vi…

Todo dicho desde que dejamos de decir nada.

Pide un deseo. Feliz Vida.


A la vuelta de la esquina.

Oculto


Necesito un buen comienzo pero la verdad…

Sigo sin saber pasar todo de corazón a este texto.

Últimamente solo hablo con el lenguaje de los sueños.

Cada vez que te llamo te comunica el corazón.

Yo, sueño contigo como si fueras medicina.

Me tomo este silencio como un lienzo de palabras mudas.

“Se quedaron sin mares mis mensajes de las botellas”.

Sé que mañana sale el Sol pero yo sigo pensando en la lluvia de ayer.

Han pasado un par de septiembres pero sigues siendo mi asignatura pendiente.

Sigo amándote en todos los multiversos.

Esta realidad es la de aquel julio en la que se paró el tiempo.

He hecho platónico lo que no pudo hacer cualquier otro filósofo.

Siempre tengo la facilidad de complicarlo todo.

Todo se tornó de Amor a Religión, es la explicación de que siga creyendo en ti aunque no te vea.

Estoy tirado en el suelo desde que acabó aquella pelea.

En esta religión el tiempo es mi diablo.

Tengo fé pero no me llega el milagro.

Cupido, toma nota de todo esto.

Solo dame las alas y deja que yo haga el resto.

Todo permanece oculto hasta que siente la necesidad de mostrarse.

A la vuelta de la esquina

Instagram: Cristianjd007

Nubes y Montañas

Photo by Trace Hudson on Pexels.com

El Mundo se acaba.

Acabó, de hecho, hace tiempo.

Los músicos de este Titanic ya tocaron sus últimas notas.

Acostumbrado al nunca de siempre, de tu boca siempre un nunca.

Intentando encontrar tus huellas fosilizadas en mi piel, empapelé mi cuerpo con carteles de “Se busca”.

Sin pensar que el que está de piedra soy yo.

Otro ayer más pensando en mañana.

Otro mañana pensando en ayer.

Al enésimo sin ascensor.

Confundo a lo lejos nubes con montañas.

Nubes con personas, la mayoría cuando me acerco se evaporan.

Ya veo el túnel al final de la luz.

Me faltan tus días.

Estoy incompleto, como Febrero.

Habría pagado con el oro de mi sangre porque nuestro año hubiera sido bisiesto.

Otra vuelta de la Tierra al Sol pero esta vez a tu manera.

Otra vuelta de tu sonrisa que me hacía sentir que siempre era primavera.

Tengo el paraíso en mi cabeza.

Todo es fácil si pienso en ti.

Ha pasado tanto tiempo, tantos daños, tantos cielos nublados y sin embargo yo, aún sigo viviendo allí.

A la vuelta de la esquina

Instagram: Cristianjd007


Inframundo


Di la vuelta al mundo sin moverme de casa.

Porque fue un viaje mirarte a los ojos.

Solo quise que fuera un viaje de ida, de vida.

Ahora todas las rosas me pinchan desde que me echaste de tu edén.

Al inframundo de tus besos donde no morí en paz por la gloria de tu guerra.

Sé que este “pronto” llegó demasiado tarde.

Te dije que sería para siempre y por eso siempre en mí estás.

Sé que soy todo corazón porque tú eres mi latido.

Sigo tirando la piedra y enseñando las dos manos.

He tirado toneladas hacía tu tejado.

Año nuevo, vida vieja.

Me siento tan solo cuando la soledad me deja.

Como Beethoven estoy, sordo para todos menos para tus acordes.

Sigo pensando en ti como si fueses arte.

Por eso la vida hipócrita me dice: se ve pero no se toca.

A la vuelta de la esquina

Instagram: Cristianjd007


Corazón Fantasma

Photo by Buu011fra Dou011fan on Pexels.com

No tengo nada que ofrecer.

Voy con lo justo. Vivo con lo injusto.

El invierno ya no me pilla de sorpresa porque vivo uno constantemente.

No me cortan los cristales más que el hielo de su corazón.

Espero lo bueno que está por venir porque no olvido que lo mejor optó por cambiar de dirección.

Darle fin a algo infinito es solo guardar con llave la bomba que detonó mi vida.

Además de imposible.

Escucho canciones que dicen que nos vamos a recordar toda la vida.

Siento decir que a ti ahora ese disco se te raya.

Nadie habla de lo que viene después de la calma que sucede a la tormenta.

La vida sigue.

Vendrán más tormentas y más calmas.

Aunque yo solo quería tus rayos en mi pecho.

Se me hace duro vivir sabiendo que pocas cosas tienen alma.

El reloj se quedó sin arena y el tiempo se me hizo de barro.

Solo me queda escribirte mi legado párrafo a párrafo.

Sinvivo entre hipoxia y latidos de un corazón fantasma.

Miento de forma sincera si me preguntan si ya recuperé la calma.

No es que sea un inconformista solo estoy cansado de vivir como un equilibrista.

El tiempo pasa y sigo haciendo todo lo que te decía.

Estate tranquila, no reces por lo que de mí queda, únicamente estoy cumpliendo mi profecía.

A la vuelta de la esquina.

Instagram: Cristianjd007

Desde mi Ventana

Photo by Sindre Stru00f8m on Pexels.com

Estoy rodeado.

Me encerré huyendo de lo que tenía dentro.

Ahora cada sentimiento negado golpea con fuerza las paredes de este corazón.

A punto de romperse.

Fuimos increíbles y lo de creer en nosotros lo dejamos para mañana.

Mi almohada y mi conciencia son un cementerio de “mañanas” que descansan en guerra.

Al momento en el que pienso en ti lo llamo inspiración.

Esa inspiración que me esculpe el corazón con martillo y cincel.

Quizás apartarnos la mirada sea lo más parecido a mirar lo que pasó que no pasó.

Quizás por eso hoy, que vuelvo a repetir como hace meses, que eres mi inspiración, he conseguido describir de forma exacta lo que significa.

Inspiración es la condena para las almas a las que azota la pena.

Es la pureza de los anhelos.

Anhelar es humano porque errar lo es y no hay anhelo al que un error no te haya llevado.

Es por eso que verte hiere por ser tu error.

Es por eso que no verte duele porque eres mi mayor anhelo.

A la vuelta de la esquina.

Instagram: Cristianjd007


Destino

Photo by Pixabay on Pexels.com

Nunca supe en qué creer.

Me negué a perder mi fe.

Si pienso en ti siempre le pongo acento en la E.

De religión llevo al destino por bandera.

Me agarro a él con la esperanza de que vuelvas.

Ahora veo que “con el tiempo” no es lo que era.

Han pasado tantas primaveras en este invierno que se me quebró la voz que solo hablaba contigo.

De ti siempre me habla el subconsciente un puñado de veces al día.

Es la peculiar manera que tengo de recordarte, te veo en cada sitio aunque no estés en ninguna parte.

No necesito prender las cenizas, de eso se encarga el ave Fénix que me trae pensar en tu sonrisa.

Escribo esto con la resignación del que escribe su testamento.

Y es que sinceramente no nos engañemos, desde que te fuiste siento que mi vida está en punto muerto.

A la vuelta de la esquina.

Instagram: Cristianjd007

Recreo

Photo by Todd Trapani on Pexels.com

Nunca me sacaron a bailar.

La popularidad me esquivaba a diario.

No sabía que ni falta que me hacía.

Siempre el último para todo me elegían.

Algunos días lloré también en el baño.

No entendía que le gente disfrutase con hacerte daño.

Viví escondiéndome pero jamás pude hacerlo de aquella maldita rutina.

Temblé de inseguridad antes de jugar cada partido.

En ocasiones escuchaba carcajadas a mi paso.

Con el tiempo te das cuenta de que ser invisible es una cualidad y no un defecto.

Que la vida te da tu momento.

Descubres que, como las flores, todos tenemos nuestra primavera, solo que algunas tardan más en florecer.

Correr a veces te hace más lento.

Correr, a veces, te hace perder tiempo.

Y aunque hoy sigamos llenos de complejos, somos más fuertes que ayer.

El tiempo da la vuelta a todo.

Asumir tus debilidades es el primer paso a la fortaleza.

Todo llega.

Aquí sigo esperando.

A la vuelta de la esquina.

Instagram: Cristianjd007