Armonía

D349DFC7-E647-44EF-9636-7E333618BDF3

Ser prisionero del latido que le robaste a mí corazón, no es cárcel ni castigo.

Pero necesito un armisticio.

Prefiero ir sin armas y jugarme el alma.

Que estaba siempre en juego en las letras que te escribí.

Como un mapa del tesoro.

A lo Davy Jones pero sin cofre.

Sin melodías, ni cajas de música porque hace ya un tiempo que perdí el ritmo.

Cuando tú estabas en Do, yo siempre estaba en Fa.

Y para cuando yo hice mis acordes en Sí, la canción ya había terminado.

El silencio en bucle banda sonora de mi vida.

Y la verdad es que prefiero la musicalidad de lo que callamos si no escucho tu risa.

La armonía no existe porque nuestras notas no suenan a la vez.

Solo existe el momento en el que de vez en cuando orbitamos de cerca sin tocarnos.

Sin tocar nos morimos.

También es muerte dejar mi vida a la suerte de tu dulzura y jugar conmigo mismo a una ruleta rusa en la que solo disparas tú.

Hay balas que son adictivas.

Así que…

Dispara a la cabeza.

Es lo único que me queda.

A la vuelta de la esquina.

 

Fotografía de Pixbay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s