Antimateria

trees
Photo by Vlad Bagacian on Pexels.com

Sálvate.

En un acto de puro egoísmo los malos roban el tesoro de la Felicidad a los buenos.

Pero hay malos que saben que lo son y a veces son capaces de salvar a esos buenos de sí mismos.

Mirar a otro lado ya no sirve.

Asumir que has sido veneno en un corazón puro, no te salvará.

Nada puede salvarte ya.

Menos aún cuando la enfermedad eres tú.

Pero puedes salvar a los demás de esa enfermedad contagiosa, la infelicidad.

Pues si la Felicidad se transmite, la infelicidad es una peste que arrasa sonrisas.

Capaz de asolar la vida de todo lo que toca.

Convirtiendo en tinieblas todo lo que un día era luz.

Siendo una semilla tan profunda que sucumbir en ella es inevitable y salir de ella imposible.

Pero siempre nos quedará salvar de eso a quienes queremos.

Porque aunque seas veneno, nadie valora más la Luz del Amor puro, que alguien que está sumido en la oscuridad.

Y de ese Amor puro solo me sale decirte…

Sálvate.

A la vuelta de la esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s