Nightmare

Estoy en la lona.

Tú también lo estás.

No puedes cargar a alguien con tus defectos, con cargas que ni tú quieres.

No es justo.

Nada lo es.

Aún así, sigues arrastrándote, hasta la cuerda, porque la incertidumbre es tu zona de confort.

La cuerda floja es tu hogar.

Ya da igual de qué lado caigas, en ambos hay decepción.

Todo está tan vacío.

Con frases cortas todo se entiende mejor pero ni así entiendo a qué he vendido.

Y un día te dicen que algún día estarás lleno y estarás completo.

Completamente perdido, en un mapa de otro mundo, uno viejo.

Con el corazón lleno de arrugas.

La cabeza llena de basura.

Devorandome a mí mismo.

De cuerpo presente y el alma en paradero desconocido.

Pero soy real y no he fingido. Siempre he mostrado este vacío.

Ocupando el hueco del que quiere ser.

Sin objetivo, sin sueño.

Con recuerdos caducados, con momentos de usar y tirar. Tirar de mí.

Ni así entiendo a qué he vendido.

Nada estará bien, estate tranquilo.

 

A la vuelta de la esquina.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s