Reformas

He venido a visitarte, aquí, a esta zona dónde el tiempo no pasa, dónde los recuerdos no mueren y dónde los secretos no existen.

No he tardado mucho en llegar, me costó hacerlo en su día pero dejé el camino bien marcado, no tardaré en irme, otra persona está al venir y la verdad es que no quiero molestar. Siempre me escondías esta parte del mundo y siempre me gustó quedarme aquí pero hoy no quiero entretenerte.

Solo quería echar un último vistazo, ver esta última puesta de Sol desde aquí, parece que ya siempre será de noche en este lugar.

Recuerdo muy bien lo bonito que lo dejamos cuando quitamos toda la piedra de fuera, tardamos mucho en hacerlo pero esto quedó bastante acogedor. También recuerdo las veces que me echabas a dormir fuera. ¡Que frío!.

Siento haber dejado algunas marcas, es difícil no hacerlas en un sitio así. Seguro que el tiempo va a borrarlas, mientras puedes ir poniendo parches aunque creo que van a seguir notándose, lo siento, de nuevo.

Tengo que marcharme, llevas echándome ya un rato, que no te confunda el rastro que deja mi olor y no intentes seguirlo pues yo no voy al sitio de siempre, esta vez me he mudado a un décimo sin ascensor y tú aquí no vas a llegar, ni quieres. Le he puesto rejas a lo mío.

No estuve mal allí.

A la vuelta de la esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s