Aprendizaje, capítulo 1245.

Aprender. No paramos de hacerlo.

No es necesario arrepentirse de las cosas que hemos hecho porque al final aunque sean malas o no nos hayan aportado nada, no han ayudado a aprender algo nuevo, algo que no debemos hacer.

En invierno a parte de tener frío, nos toca mudar la piel. Es entender que el frío va de serie en ciertas personas y que en su corazón siempre es invierno.

Nos toca entender que cuando alguien nos grita el silencio, nos está diciendo sin decirlo que somos nada. Porque a veces no necesitamos palabras, necesitamos precisamente esa “nada” para aprender. Y cuanto aprendemos cada año.

Es ahí dónde vemos lo útil que es el paso efímero de muchas “circunstancias” en nuestra vida, es la lección, la piedra en la que por supuesto volveremos a tropezar. Porque la vida es un dejavú. Todo lo hemos vivido y nos hemos vuelto a equivocar. Porque esto ya lo he escrito antes en algún corazón que solía guardar en el pecho, siempre a la izquierda. Ya he vivido antes que lo perdí y he vivido que sabía encontrarlo.

Vivimos viviendo una vida de errores en bucle.

Que maravilla saber que voy a volver a pensar en ti, en bucle, y voy a volver pensar que mejor no pienso en ti, sin bucle.

A la vuelta de la esquina.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s