En bucle

Te escribo desde tu interior, seguro que ya no te acuerdas de mí, hace mucho me absorbiste y me dejaste olvidado sin darme un poco de tregua.

A veces me dejas asomar la cabeza para darme esperanzas de que algo mejor está al llegar pero pronto me vuelves a absorber un poco más cada vez.

Eres capaz de hacer que vea el mundo del más oscuro de los colores y me haces plantearme qué demonios estoy haciendo en esta vida. Me cuestiono por tu culpa si soy útil para algo más a parte de lo poco que hago.

Siempre he dicho que iba a luchar para que no aperecieras más pero al final siempre resurges, con más fuerza. Implacable eres y devastadores son los sentimientos que haces aflorar.

Me creas ansiedad y no puedo romper contigo porque para ello tendría que cambiar todo lo que tengo en la vida.

Hablo de ti, rutina.

Aunque también podría hablar de ti, Amor.

Sois incompatibles porque juntos sólo traéis desilusión y ostracismo.

Todo lo que sea tocado por la rutina…

La luz al final del túnel… A la vuelta de la esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s