Por

Yo no sé vosotros pero yo ya no tengo miedo. Llegará el día y caeremos con o sin él.

He abdicado de las penas, esas ya vienen solas, me he buscado mi rincón en mí y he aprendido a disfrutar de esta soledad, el amor platónico de la luna, siempre sola y sin soledad.

He disfrutado tanto de esa soledad que tengo ganas de compartirla con alguien, no quiero ser egoísta.

He creado un mar y estoy aquí en mitad sin flotador, no lo necesito porque yo soy mi salvavidas. Quizás tampoco lo necesite porque esta sequía de sentimientos me hace casi ir tocando el fondo para que no olvide que no estamos tan lejos de tocarlo, pero es mejor tocar fondo con la cabeza fuera.

Sé que voy a sobrevivir a cualquier desastre, incluso al mío. Sobrevivir con la vida desordenada. Que placer.

El placer de hacer, deshacer y rehacer, a mi antojo.

A la vuelta de la esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s