0.2.9.17

Era simbólico. No pasaría y no ha pasado.

Dejé de ver tus fotos porque me dolían, dejé de verte como te mereces y ojalá dejase de soñar.

Para mí fue un juego pero yo no sabía que tú eras el fuego y ahora estoy aquí escribiendo esto completamente achicharrado.

Me lo advertiste. No te creí. Me confié y ahora estoy aquí escribiendo esto bajo este cielo estrellado, como yo.

No encuentro el botón de reset y voy a tardar en encontrarlo. Ni siquiera existe tal botón pero me gusta pensar que algún día haya cosas que no estarán y me gusta también creer en la posibilidad de que las podamos echar de menos, como dejando claro que al final mereció la pena. Aunque quizás yo nunca lo sabré.

Llegó septiembre pero hay cosas que se quedan.

No pude controlarlo. Perdona.

Ya no te escribo más.

Toca reinventarse.

A la vuelta de la esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s