Devastador

Se abre a su paso sin permiso, te trae arrugas si tienes suerte, se lleva tu infancia, a tu familia, a tu primer amor, al último y te deja para el final, para tu final.

Es un huracán, fugaz en la felicidad, dantesco y eterno en la amargura.

Nos hace valorar cada momento y maldecirlo cuando no tenemos de él.

Nos mide y nos condiciona, es una condena incierta y la incertidumbre de su duración es lo que lo hace bonito, la hace bonita.

Lo único devastador es el tiempo. No lo controlamos, va de la mano de la vida y juega con nosotros.

Vive, disfruta.

El tiempo se acaba a la vuelta de la esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s