In

La vida no es justa. No puede serlo.

Siento impotencia al ver personas las cuales no son capaces de valorar lo que tienen delante. Hay quienes sueñan con lo que nosotros tenemos pero nunca le damos el valor que merecen ciertas cosas y renunciamos sin querer, a través de nuestros actos.

Yo renuncio queriendo a algo que nunca he tenido. Renuncio a mirarte con los ojos llenos, renuncio al no futuro que imaginaba.

Hemos involucionado. Tiro la toalla.

Todos tenemos un tesoro dentro, pero no cualquiera puede ver eso, puede que nadie lo vea, puede que nadie quiera verlo.

Puede que nadie lo vea.

No hay nada a la vuelta de la esquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s